jueves, 9 de agosto de 2012

Navaja Aitor de dotación del ejército


Me toca hoy desagraviar a una marca clásica de navajas multiusos que ha tardado demasiado en aparecer aquí: Aitor. Esta firma española de cuchillería cuenta entre sus productos con unas muy respetables navajas de estilo suizo. Dentro de esta gama han sobrevivido las verdes de Aitor, unas suizas de gran tamaño que fueron durante muchos años las navajas de dotación del ejército español (Aitor también surtió a otros ejércitos y fuerzas de seguridad).


Este modelo se trata de uno de los últimos fabricados por Aitor para el ejército, ya en su etapa tras ser absorbida por Pielcu. Es casi igual que el modelo Gran Capitán del catálogo comercial de la marca, salvo por que prescinde del sacacorchos y añade un pelacables a la hoja. Una comparación de una Aitor con una Victorinox de 91 mm.



Desgraciadamente, parece ser que ahora la contrata de estas navajas está a cargo de los chinos, lo que al parecer genera quejas por un bajón de calidad. La navaja se entrega con una fuerte funda de tejido sintético que incluye en un bolsillo cuchara y tenedor. El conjunto es fuerte y de calidad.


El único pero que se le puede poner a la navaja está en las cachas, elaboradas en un material plástico excesivamente duro y por tanto quebradizo. De hecho, una de las cachas ya viene con una pequeña grieta de fábrica (como se puede apreciar en la cuarta fotografía). El afilado de la hoja tampoco venía listo de fábrica y necesitó un leve repaso. Por lo demás... toda una suiza con esteroides.


Utilidades (8):
  • Hoja (1) con
  • pelacables (2)
  • Hoja multiusos con destornillador plano (3)
  • abrelatas (4)
  • abrebotellas (5)
  • llave de tuercas (6)
  • doblacables (7)
  • rascador (8)
  • anilla
Pros:
- Muy robusta y de gran tamaño

Contras:
- Material de las cachas mejorable
- Precio comercial más elevado que la competencia

Garantía: no me queda muy claro, según unas fuentes dos años, según otras de por vida.

Nota: BIEN

Gracias a Javi por este regalo tan especial.

4 comentarios:

El soldadito de plomo dijo...


Me ha sorprendido que le des un "bien", yo no habría pasado de un suficiente. Por mi parte, cuando salgo al campo, ya sea por curro o por ocio, me llevo esa misma funda con su tenedor y cuchara originales, pero en lugar de la navaja Aitor llevo siempre la que tú me regalaste, que por cierto ya me ha prestado muchos buenos servicios.

Gerardo dijo...

A mí esta Aitor no me parece mala navaja. Le baja la nota la cacha rota, que sé que no es cosa aislada. Pero por lo demás, es un buen bicharraco. Una mala navaja es la que no mantiene el filo, o que no hay quien afile, con un muelle flojo, las que cogen holguras... Aunque parezca increíble, de eso hay mucho, sobre todo chino. Teniendo aquí nuestra industria y comprendo porquería fuera.

Me alegro mucho de que te aguante la Wenger, una negra, no recuerdo si con sierra y tijeras ¿y con seguro en la hoja? Se ha convertido en mi marca favorita de suizas, al final. Pero son más delicaditas, una navaja de caballero. Cuídala, que esa ya es de coleccionista.

He aprendido a repararlas dejándolas a veces incluso mejor que de fábrica. Por si pasase algo, te ofrezco servicio de por vida (de la mía) de reparación y mantenimiento.

Arty diaz dijo...

Aitor ha renovado el diseño de todos sus modelos. Les ha agregado bloqueo a la hoja, cachas antideslizantes y colores mas variados.

Creo que en una revisión se merecerían mejor puntuación.

Gerardo dijo...

Esta revisión es solo para la navaja de dotación, las comerciales, aún un modelo equivalente, también están mejor acabadas que esta.

Tengo ganas de que caiga una de esas en mis manos, me gusta mucho la marca.